Blog

Últimos posts

Cuando no se tiene ni para jabón…

Martes 18 de Septiembre de 2018

Embarazo a los 16

Martes 17 de Julio de 2018

¡¡Muchas gracias Mme. le Maire!!

Lunes 04 de Junio de 2018

Pequeñas cenicientas de Rimkieta

Miércoles 04 de Abril de 2018

Y la tierra tembló… (3er ataque terrorista en 2 años…)

Miércoles 07 de Marzo de 2018

La FAR a todo trapo, el país no tanto…

Lunes 18 de Diciembre de 2017

Tond pusda yam bark wusogo yam sen sake mwa tond boola*

Miércoles 29 de Noviembre de 2017

¿Colegios “poseídos”…?

Lunes 25 de Septiembre de 2017

2.000 familias aliviadas por una bicicleta

Jueves 29 de Junio de 2017
2.000 familias aliviadas por una bicicleta

Soy Silvie, primera empleada de la FAR, donde trabajo desde hace más de 13 años. Entre otros proyectos, me encargo de facilitar bicicletas a muchas personas sin recurso que no tienen otra forma de transporte…  Aunque llevamos ya cuatro años en este proyecto, no puedo evitar seguir emocionándome cada vez que abrimos la posibilidad de inscripción en la lista de espera, que no baja de varios cientos de solicitudes, y veo la larga fila de mujeres, cuyas condiciones de vida son muy precarias, desde primerísima hora de la mañana, y bajo un sol de justicia, esperando su turno para solicitar una bicicleta.

 

Y es que una bicicleta en Rimkieta, es una herramienta indispensable para desplazarse en un barrio con largas distancias y sin ningún medio de transporte público y con muy poca oferta privada (escasos taxis o “mototriciclos” destinados al transporte de mercancías que finalmente acaba por transportar personas…), indispensable, pero al alcance de muy pocos…

En la FAR estamos felices porque ya hemos alcanzado la cota de 2.000 bicicletas “France au revoir” (bicicletas de calidad, resistentes y sólidas, de segunda mano traídas de Europa). Aquí una bicicleta no es un elemento de ocio o deportivo… Aquí es una necesidad que ayuda a aliviar, y de qué manera, la pesada carga familiar de las mujeres… Desde una perspectiva social, la bicicleta dinamiza una sociedad que en otro caso tiene un radio de relaciones muy, muy limitado.

 

Las “bicis FAR” son fáciles de localizar, porque están pintadas de color granate y numeradas, y raro es el día que no veo a una mujer o a un niño por el barrio, pedaleando una. Me emociono cada vez pensando que detrás de cada una de las 2.000 bicis hay una familia entera beneficiaria. Como las familias aquí constan de seis, ocho y más personas, cuenten ustedes el número de beneficiarios…

 

Tenemos necesidad de desplazarnos a diario y en cualquier momento por diversas razones. Las madres para infinidad de actividades: llevar a los hijos pequeños al colegio (muchas veces a los suyos y a los de sus vecinas, llegando a llevar a 3 niños en una sola bici…); ir a abastecerse de agua o leña; desplazarse más rápido y más lejos para realizar sus pequeños comercios; etc. Los niños, para ir al colegio y ayudar a sus madres para ir a buscar agua o leña. Si no hay bici, que así es en la mayoría de los casos, todo esto a pie y con altas temperaturas… A 40º se camina despacio y con gran esfuerzo.

 

Sólo viendo a diario escenas como estas puede uno imaginarse el alivio del vivir  que significa una bici en Rimkieta. ¡Muchas gracias a todos los que repartís felicidad en forma de bicicleta en Rimkieta!

Compartir esta página...

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Enviar a un amigo

Entrada anterior

Lunes 25 de Septiembre de 2017

Siguiente entrada

Lunes 29 de Mayo de 2017
© 2018 Copyright Amigos de Rimkieta - Aviso Legal y Política de Privacidad - diseño web: MoreThanWeb.es