Blog

Últimos posts

Una escuela de vida en Rimkieta

Lunes 29 de Mayo de 2017

Burkina siempre al final de la cola...

Viernes 28 de Abril de 2017

¡Ay Burkina...!

Martes 21 de Marzo de 2017

¡Franck de vuelta en casa!

Lunes 27 de Febrero de 2017

Visita a Franck en la cárcel (uno de los niños de la calle)

Jueves 09 de Febrero de 2017

¡Burkina resucita! Post especial de JCVD

Miércoles 28 de Diciembre de 2016

Tomarse la justicia por la mano

Martes 29 de Noviembre de 2016

Pasar de un camino de pinchos a uno de piedras

Lunes 31 de Octubre de 2016

Burkina siempre al final de la cola...

Viernes 28 de Abril de 2017
Burkina siempre al final de la cola...

Acaba de salir el informe anual correspondiente al Índice de Desarrollo Humano (HDI) 2016 del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas: Burkina Faso ocupa el puesto 185 de los 188 países de la tabla, delante tan solo de Chad, Níger y República Centroafricana. El cuarto por la cola… En 2014 Burkina Faso era el país 181 de 187 y  en 2015 era el país 183 de 188…  O sea que en un trienio hemos pasado del 7º al 4º por la cola…Lo triste no es tanto estar al final de la cola como no avanzar, estar cada vez un poco más atrás…

 

El HDI es un índice  (http://hdr.undp.org/en/countries/profiles/BFA) que trata de valorar y ordenar el desarrollo humano de casi todos los países del mundo, a partir de indicadores sobre la esperanza de vida (en Burkina, 59 años), la escolarización (1,4 años de escolaridad promedia), el Producto Nacional Bruto (unos 1.400US$/persona), y así hasta una docena de otros indicadores que tratan de reflejar la desigualdad, la situación de la mujer, la concentración de poder, el empleo, el  índice de homicidios, etc.

 

Todo ello nos da para Burkina un índice de 0,40 sobre un máximo de 1, mientras que, para hacerse una idea, en el año 2015 Noruega, número 1 durante años, tenía un índice de 0,95; USA, con el décimo puesto, 0,92; España, 0,88 con el número 27; y así hasta Kuwait, número 51, con índice 0,80, que cierra la lista de “muy alto HDI”. La lista de “alto HDI” termina en el número 106, que es Uzbekistan y tiene un índice de 0,70. Vienen luego los 40 países calificados como “medio HDI” que cierra Pakistán, con el número 147 y un índice de 0,55. Los 41 últimos países calificados de “bajo HDI” los cierra, en el puesto 187, como ya hemos dicho, República Centroafricana, que tiene un  índice de solo 0,35.

 

Al margen de lo discutible que pueda ser todo “ranking” (aunque sean menos cuestionables aquellos, como éste IDH de la UN, que tienen una metodología depurada a lo largo de décadas, aunque, naturalmente con sus sesgos), la importancia de lo que entre todos hacemos mediante la pequeña FAR queda patente, en el hecho de que nuestro barrio Rimkieta (unos 45 km2 y unos 90.000 habitantes) disfruta hoy de algo que el barrio vecino, Zongo, no tiene y sigue como diez o doce años atrás: la FAR es una organización sin ánimo de lucro, que atiende a miles de personas a partir del sentido de la solidaridad y generosidad de un millar de otras personas que viven casi todas en España. Quizás, sin lo que hacemos entre todos, Burkina estaría aun peor en estos datos cortoplacistas. Pero no dudo de que Rimkieta estaría mucho peor sin ese foco de desarrollo humano y social que es lo que la FAR quiere ser. La pena es no poder hacer más allí… Porque, recordemos, la FAR no quiere crecer y ser grande porque lo suyo es perseverar y permanecer y ello requiere de gran prudencia y mesura a la hora de asegurar su continuidad.  

 

A pesar de ser unos números no demasiado esperanzadores, porque, al parecer avanza menos que los demás…, Burkina Faso sin duda avanza y  lo importante es el realismo: nosotros, los pocos cientos de Amigos de Rimkieta, no vamos a arreglar ni África, ni Burkina, ni Uagadugú, ni siquiera nuestro propio barrio Rimkieta. Pero sí que hemos plantado una semilla de esperanza y progreso, de cambio cultural y social, que a lo largo de 13 años ha formado y dado una gran oportunidad de vivir con una retribución muy por encima de la media del país, clima de trabajo, seguridad, formación, a medio centenar de empleados en plantilla, y otra treintena que colaboran profesionalmente como autónomos; está cuidando directamente de unos 1.300 niños y mujeres; y mejora, de algún modo, indirectamente la calidad de vida de quizás 12.000 o 15.000 ( es difícil precisar) seres humanos de uno de esos lugares de la Tierra especialmente desfavorecidos, en la seguridad de que lo que hacemos día a día ahí queda y lo que  venga mañana, mañana vendrá, con tal de perseverar. Es una tarea laboriosa y cansada… pero que merece la pena. Imposible de valorar, difícil de apreciar desde aquí. Pero que se lo pregunten a quienes, orgullosos y agradecidos,  allí viven la FAR y son la envidia de sus vecinos…

 

Sigamos, pues, que merece la pena. Y gracias a todos, una vez más, en nombre de todos.

 

Compartir esta página...

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Enviar a un amigo

Entrada anterior

Lunes 29 de Mayo de 2017

Siguiente entrada

Martes 21 de Marzo de 2017
      © 2017 Copyright Amigos de Rimkieta - Aviso Legal y Política de Privacidad - diseño web: MoreThanWeb.es