¡Pánico!

¡Pánico!

Hace unos días, la noticia de un supuesto ataque terrorista en un colegio de un barrio vecino de Rimkieta hizo que cundiera el pánico entre los padres de los niños de nuestros proyectos. Los padres de todos los niños, menos de los niños del proyecto de “Formación y Reinserción de Niños de la Calle”.

¡15 años en Rimkieta!

¡15 años en Rimkieta!

Este mes de diciembre 2019 hemos cumplido los 15 primeros años de presencia de la FAR en Rimkieta. Y lo hemos celebrado por todo lo alto con todo el personal y sus familias (casi 200 personas): una bonita Misa de acción de gracias, en la que estuvisteis todos muy presentes, seguida de una comida, que acabó con un espontáneo bailoteo en el que, perdonadme la expresión, pero no se me ocurre ninguna otra más gráfica que “lo dimos todo”.

Consecuencias de la inseguridad creciente en Burkina

Consecuencias de la inseguridad creciente en Burkina

Las consecuencias de la creciente inseguridad en Burkina, con ataques terroristas a diario, empiezan a ser muy graves. A los más de 2.000 colegios cerrados que han dejado en la calle este curso escolar a casi 400.000 alumnos y sin trabajo a más de 9.000 profesores, se unen más de 80 centros de salud cerrados, que dejan desatendida y en una lamentable situación de salud y humanitaria, a una extensa población de más de 600.000 personas, y el desplazamiento masivo de más de 500.000 personas.

¡Salvadas de la mutilación genital femenina!

¡Salvadas de la mutilación genital femenina!

Cuando diseñamos uno de los proyectos nuevos de este año, la campaña de sensibilización contra la MGF (Mutilación Genital Femenina), práctica prohibida y penalizada en Burkina Faso desde 1986 pero que lamentablemente sigue muy activa, ninguno de nosotros podía soñar...
Mujer, moneda de cambio en Burkina

Mujer, moneda de cambio en Burkina

Estamos en pleno bullicio de la entrega de las becas escolares y universitarias de este nuevo curso. Os podéis imaginar el ambiente que se respira, mucho follón, con un orden meticuloso, pero follón. Todo son caras de alegría y satisfacción, en las madres, en los propios niños y niñas beneficiarios de la beca, y como no, en nosotros que tenemos el inmenso privilegio de poder entregarlas., gracias a todos vosotros. Pero esta mañana la razón por la que una de las madres ha venido con 4 días de retraso a recoger la beca para su hija, ha congelado, de un golpetazo, la sonrisa de nuestras caras.