Una mañana en comisaría…

Una mañana en comisaría…

Me pregunto, de verdad, cómo alguien puede trabajar motivado en un entorno como en el que he pasado prácticamente toda la mañana. Se trata de la “oficina” de la brigada de búsqueda de la Comisaría, a donde he tenido que ir a poner la denuncia del robo de 77 protecciones de los 1.000 árboles de la nueva plantación de este año.

La lista de espera

La lista de espera

Volvemos a estar de celebración en la FAR porque acabamos de facilitar la bici 5.000. Detrás de cada una de esas 5.000 bicis hay una persona que ha pasado por nuestra inacabable “lista de espera”, una lista que puede llegar a llenarse con más de 1.000 solicitantes en un solo día. Y eso es lo que está ocurriendo esta mañana aquí en Rimkieta.

Jefes tradicionales y adulterio

Jefes tradicionales y adulterio

Llevo tiempo a la espera de algún suceso que me diera la oportunidad de comentar la “auctoritas” (el poder real, aunque no legal), de los líderes tradicionales en la sociedad burkinabé. Y finalmente hoy, la expulsión del barrio de una de las mujeres beneficiarias del huerto de la FAR por adulterio, ha abierto las puertas a este nuevo post.

Abuso y explotación sexual infantil en Burkina

Abuso y explotación sexual infantil en Burkina

A raíz de un nuevo caso de abuso sexual a una de las niñas del proyecto “Formación de Niñas sin Escolarizar” de la FAR (el tercero… que conozcamos…), descubro “Out of the shadows”, un informe de 2020 sobre el abuso y explotación sexual infantil realizado por “The Economist Intelligence Unit”, que sitúa a Burkina en el puesto 59 (junto a Pakistán) de 60 países clasificados.

Poder decidir qué hacer con tus hijos…

Poder decidir qué hacer con tus hijos…

Tenía previsto un suculento primer post del año relacionado con el reinicio del proyecto microcréditos que hemos llevado a cabo, pero me sorprendió el golpe de Estado, y ¡cualquiera se resiste a escribir sobre ello! Pasado el mes de rigor post golpe, aquí lo tenéis. El que piense que un microcrédito es una “simple” ayuda económica que lea, que lea, porque, mucho más allá de eso, un microcrédito es una moneda de cambio del estatus de la mujer burkinabé.