Blog

< Volver

«IN MEMORIAM» tío Pepe

Dic 2, 2020 | 27 Comentarios

Querido tío Pepe,

¡Ahora sí que vas a tener que lucirte ¡Ahora desde el Cielo!

Decenas de años de compañía, casi 17, desde que decidiste que “por algo sería” aquello que habíamos empezado, y que no entraba en mi agenda continuar en una nueva situación; y tantos y tantos detalles de auténtica empatía con las más diversas causas y personas… Ese es el resumen de tu vida dentro de mi corazón. Un grandísimo profesional, sí. Un emprendedor visionario, también. Pero, sobre todo, un familiar, un amigo y un hombre con una exquisita sensibilidad social.

Están siendo estos unos días de especial emoción por tu ida, y por la cantidad de muestras de afecto y admiración que todos, en tu familia e incluso la mía, vamos recibiendo. Hasta algún compañero tuyo de estudios de ingeniería, o sea de algunos años atrás, me ha escrito con inmenso cariño hacia tu persona. No me extraña. Y consuela mucho.

Has sido el soporte de tantas personas, que tu ausencia aquí solo se puede compensar por medio de la confianza en la misericordia divina, que ya debe haberte acogido en su seno. Si como dice San Juan de la Cruz “al atardecer seréis juzgados en el amor” y si amar es dar, cuidar, acompañar, acudir, ocuparse de, escuchar, subvenir, callar y saber sufrir a solas cuando conviene; si amar es todo eso, el juicio con tus cosas debe haber sido muy benévolo porque hiciste mucho y muy bien.

Descansa en la paz del Señor.

Y, como te digo al principio, cuida mucho de estar FAR que tantísimo quisiste y que los dos sabemos que no habría existido si no hubiera sido ¡por tu culpa! Sigue y seguirá necesitando de tu particular cuidado.

Te hemos querido, te queremos y te querremos siempre mucho. Tu amigo, JCVD