Blog

< Volver

La realidad de los “8 de marzo” en Burkina

Mar 26, 2019 | 0 Comentarios

Tela conmemorativa del 8 de marzo 2019 de Burkina

Tela conmemorativa del 8 de marzo 2019 de Burkina

El 8 de Marzo “celebramos” el día internacional de la mujer. En Burkina, durante ese día, uno entre los 365 que tiene el año, a la mujer se le “concede el derecho” de “aparcar” todos sus problemas y responsabilidades. Las pocas que pueden permitírselo, por su coste, unos 15€, se vestirán con la emblemática tela conmemorativa que cada año diseñan a tal efecto. Y saldrán de casa para sentarse en un bar con sus amigas, y compartir un rato juntas, y hasta bailarán… para volver de nuevo a casa por la noche, a las mismas angustias y problemas que allí les han estado esperando durante todo el día, y que les acompañarán hasta el 8 de marzo del año siguiente. 

Mientras tanto, y mientras aquello no cambie, cada 2 segundos, sí, cada 2 segundos, una niña es casada en algún lugar del mundo. En Burkina, un 10% de las jóvenes que hoy en día tienen entre 20 y 24 años, se casaron siendo niñas, antes de los 15, y más del 50%, antes de los 18 (fuente UNICEF).

Y mientras tanto también, durante los 365 días del año, cada día, sí, cada día, mueren alrededor de 830 mujeres dando a luz, un 99% de cuyas muertes tiene lugar en países en vías de desarrollo, y la gran mayoría de las cuales, podrían haberse evitado. En Burkina, tan sólo un 65% de los partos fue asistido por personal sanitario cualificado (fuente OMS). Según datos de Naciones Unidas, la tasa de maternidad de adolescentes (niñas de 15 a 19 años) en Burkina es de más del 10%. En España, por hacer una comparativa, es del 0,8%. De los 123 millones de adultos analfabetos en el mundo, 76 millones son mujeres (casi dos tercios). En Burkina, más de un 32% de niñas no va a la escuela primaria… Privadas de una educación básica y con muy baja cultura familiar en favor de la educación, más de un 52% de las jóvenes de entre 15 y 20 años son analfabetas. En Burkina, sólo un 6% de las mujeres cursa o ha cursado estudios superiores. Sólo un 35% de las mujeres tiene una cuenta abierta en un banco…

En Burkina más de un 32% de niñas no van a la escuela primaria. Son el objetivo del proyecto de Formación de niñas sin escolarizar" de la FAR, niñas a las que llamamos cariñosamente, "cenicientas"

En Burkina más de un 32% de niñas no van a la escuela primaria. Son el objetivo del proyecto de Formación de niñas sin escolarizar” de la FAR, niñas a las que llamamos cariñosamente, “cenicientas”

Podría seguir dando porcentajes y no acabaría… Porque no he reflejado datos de las niñas expuestas a todo tipo de injusticias o maltratos (las que con todo cariño llamamos “cenicientas” del proyecto de “Formación y Reinserción de niñas sin escolarizar” de la FAR) o de violencia y explotación sexual… Y es que, a pesar de que he constatado algún progreso en los últimos años, la mayoría de las mujeres burkinabé sigue estando marginada y no se la tiene en cuenta en los procesos de decisión en el ámbito familiar, por lo que ni hablemos a nivel local o nacional.  La gran mayoría sigue viviendo en situación de fuerte dependencia, debido a todo lo comentado, el analfabetismo, los matrimonios precoces forzados, la maternidad temprana, etc. 

En días como el 8 de marzo, mi convencimiento de la misión de la FAR, donde las mujeres y los niños son los protagonistas, no sólo se reafirma, si no que se acrecienta. Todavía hay mucho camino por andar, y este año damos un paso adelante con la sensibilización contra la Mutilación Genital Femenina (MGF). Según la OECD, en 2018 se estima que 200 millones de niñas y mujeres en el mundo habían sufrido algún tipo de MGF. A pesar de estar prohibido en Burkina, se practica habitualmente, con un 63%, de niñas y mujeres mutiladas, la mayoría de casos en niñas de una edad media de unos 6 años. Tenemos mucha ilusión puesta en este nuevo proyecto, que podremos llevar a cabo gracias a que seguís, año tras año, empujándonos y animándonos a continuar. 

Terminaré hoy compartiendo con vosotros una anécdota de hace unos meses, cuando gestioné la venta de un coche de un amigo español, que tuvo que irse repentinamente de Burkina y que lo dejó a mi nombre, para que me encargara en su ausencia. No pude vender el coche sin autorización de mi marido… aún y estando el coche a mi nombre, y aún y estando casados en régimen de separación de bienes…

Buenos son los 8 de marzo, pero en algunos países al menos casi resulta grotesco e hiriente lo que se celebra y cómo se celebra. ¡Lo dicho, todavía tenemos mucho camino por andar!

 

Una madre y sus dos hijas, una en la espalda y la otra de la mano, caminan por una calle de Rimkieta

Una madre y sus dos hijas, una en la espalda y la otra de la mano, caminan por una calle de Rimkieta