Blog

< Volver

¡Otros 150 niños más en la Maternelle “Valencia”!

Ene 13, 2021 | 26 Comentarios

Fachada principal del nuevo edificio

Se me ocurren muchas maneras de empezar este nuevo año 2021. Y un poquito de “Filomena” en Burkina sería una de ellas, sin duda alguna. Pero la mejor de todas es la bendición de las tres nuevas aulas de la maternelle “Valencia”, que nos permite ampliar en 150 el número de beneficiarios, pasando de 300 a 450 niños.

Esta ampliación, es fruto del perseverante empeño del Presidente y de nuestro queridísimo “tío Pepe”, paz a su alma. Desde hace años, uno de nuestros principales objetivos era construir una segunda maternelle para aumentar el número de beneficiarios. Innumerables dificultades nos lo impedían. Y tengo que confesar que llegó un momento en el que yo ya había tirado la toalla… Pero no hay nada que puede desanimar “a esos dos”, que idearon una ampliación de la actual maternelle, en lugar de construir una segunda.

La concepción de un pequeño juego de tetris (traslado de la casa del guardián y su familia, del almacén y del parking de bicis y motos de los empleados al Centro de Integración Escolar, Profesional y Deportivo del proyecto de “Formación de niños de la calle” incluidos) nos ha permitido la construcción de las tres nuevas aulas, gracias a las cuales estos 150 nuevos niños de las familias más necesitadas de Rimkieta y Zongo se benefician, no solamente de la educación prescolar reglada conforme al Ministerio de la Acción Social, sino también, y muy principalmente de un completo programa nutricional (leche, cacao, cereales, arroz, huevo, fruta, pan), control de crecimiento y suplementación vitamínica, mineral y antiparasitaria.

Bendición de una de las 3 nuevas aulas

Muchas personas nos preguntan por qué nos esforzamos tanto en la educación prescolar y no construimos un colegio. Y la razón es porque la pequeña infancia es el periodo más vulnerable a enfermedades, donde, además, una alimentación correcta es indispensable para el desarrollo pleno de sus cerebros. Estos dos elementos, salud y nutrición, además de un entorno ideal para su formación prescolar, son la base de su crecimiento global necesario para que sean las futuras mujeres y hombres que conducirán nuestro querido Burkina, con integridad, sacrificio, generosidad y servicio y amor a los otros.

En una sencilla, por las medidas de prevención de contagio de la COVID-19 que aquí también cumplimos, ceremonia muy emotiva, y con la presencia de todo el personal, el Saama Naaba (representante del Zongo Naaba, principal autoridad tradicional de Rimkieta), el arquitecto, el constructor, el controlador de las obras y de M. Fulgence, M. Bellemou y M. Konseibo, nuestro querido Consejo Asesor local desde que llegamos a Burkina hace más de 16 años, el padre Joseph bendijo las aulas y la ampliación de la cocina y, que también han sido necesarias para poder atender las necesidades de los nuevos niños.

Corte del listón por parte del Saama Naaba, en representación del Zongo Naaba

El lunes día 11 de enero, por la mañana, el llanto de los 150 nuevos niños vuelve a ambientar la maternelle Valencia. Los “tradicionales del lugar” les miran con una expresión que es mezcla de compasión, porque ellos ya han estado ahí y saben lo que se siente, y de esperanza, porque también recuerdan que en un par de días el llanto dejará paso a las risas. Las nuevas profesoras, que han tenido un mes de entrenamiento operativo antes de la inauguración de las aulas, se esmeran por poner en práctica lo aprendido. Y Rihanata y Mme. Hema, la directora y subdirectora de la maternelle, supervisan el desarrollo de este primer día de clase con 450 niños.

 

Son ya más de 1.300 los “rimkietanos” que se benefician del área de proyectos “Formación” (maternelle, becas escolares y universitarias, niños de la calle, niñas sin escolarizar, deportistas y madres…) con estos 150 nuevos puestos pre-escolares en marcha.

Visto lo visto, ¿quién puede pensar en una mejor manera de empezar el año? Agradezco de corazón a todos los que han aportado su piedra, muy especialmente a la Fundación “la Caixa”, donante principal de la ampliación, así como a todas las personas, implicadas en la construcción.

Primer día de clase en una de las nuevas aulas

Wend na niingi y fa barka ! (“Que Dios os bendiga” en mooré, la lengua de los mossi, la etnia mayoritaria de Burkina)