Miércoles, 5 de febrero
Viajar desde Barcelona a Wagadugú, la capital de Burkina Faso, lleva todo un día. Has de ir vía Paris o por Casablanca o por… Pero el viajecito cuesta entre 12 y 16 horas según compañía y horarios. Peor será  el regreso (toda la noche…prácticamente en blanco) pero aquella buena gente merece la pena: Tienen menos que nada…Vamos Chus desde Madrid, y Eva, Silvia, Esteve y yo, Juan Carlos, desde Barcelona. El sábado llegará Pedro.

Esteve, Eva, Chus, Silvia y yo. Pedro llegó más tarde.

La llegada a Waga, tan cómoda como siempre, gracias a la presencia y ayuda de Patrick, mi yerno, cuya fiabilidad hizo que pasara el cargamento de material de la Fundación, 7 maletas de 23 kg cada una, sin la menor molestia. Dos coches y al hotel que está muy bien, muy bien. Con sus dragoncillos por las paredes y alguna rata por el jardín…pero muy bien para lo que por aquí corre… ¡A dormir! que la cocina está cerrada… Nada como cenar poco… o no cenar. Buen colchón, mosquitera y aire acondicionado, aunque ruidosillo… La neverita no se puede abrir porque topa con un armario; no hay luz en la mesilla, ni clavija en la pared o en el cabecero, lo que obliga a apagar el fluorescente del techo en la pared de enfrente… Linterna del móvil en mano y a la cama…
Jueves, 6 de febrero
Arriba a las 6:30 que ya es tarde en estos pagos. Iniciamos el trabajo de esa agenda que no nos va a dejar un minuto libre… El traslado a la FAR son casi 40 minutos de camino… 

La bienvenida de los niños de P5

En la maternelle, nos recibieron con un Padrenuestro y Avemaría en un francés que hasta yo entendí. Eran niños de P5, muchos de ellos con ya tres años de formación en la FAR. Lo mejor es que les ha enseñado esas oraciones una maestra que es musulmana, sensata y respetuosa. Los zapatitos de los niños, en orden, todo limpio. Cada empleada me pregunta por tío Pepe e Isabel y me dicen que rezan por su salud. Cuando comento que vendrán a la fiesta de fin de curso, en junio próximo, sonríen. El parvulario de la FAR se debe principalmente a tío Pepe por muchas razones. Y parece que ellos lo saben. ¡Gran cariño! Luego vimos la nueva oficina de María que está muy bien por lo sencillo (no tiene nada…), y la nueva cocina, fenomenal para la gran Leonnie y su equipo. Tiene espacio, es abierta… Gran satisfacción por este acierto del equipo de aquí.

Coloreando una cebolla

La primera reunión es con Cristina. Hemos comentado sus nueve primeros meses con nosotros, nuestro agradecimiento por su definitiva incorporación al equipo como Adjunto a Gerencia y sus cuatro responsabilidades directas en las que ha progresado mucho.
Hay que tener en cuenta que en la actualidad la FAR, con unos 50 trabajadores de plantilla, atiende  directamente a unas 1.000 personas, que son mujeres y niños de diver
sas edades (maternelle, becarios, niños de la calle, niñas sin escolarizar, deportistas, madres en formación, bicis…) sin contar los beneficiarios del Banco de cereales, los molinos, el cyber, los pozos, el CAP en la Parroquia, las bicicletas y las moto-ambulancias… En total, la FAR hoy favorece, de una u otra forma, a quizás 10.000 personas… María necesitaba alguien de su perfil a su lado. Y ahí apareció Cristina, valenciana, casada aquí con Hermann, un gran hombre, emprendedor burkinabé, cuatro hijos, disponibilidad total… Gracias Cristina. Gracias Hermann.

Proyecto bicicletas

Cristina lleva hoy el proyecto Bicicletas, en su segundo año, con una cierta complejidad en su rodaje; a finales de este 2014 habremos facilitado a los más pobres unas 350 bicicletas que hacen posible su movilidad (ir al cole, desarrollar sus pequeños comercios o ir en busca de trabajo a las mujeres, etc.)
Además, Cristina supervisa el proyecto Niñas sin Escolarizar que recoge huérfanas condenadas socialmente a una especie de semi-esclavitud a las que damos formación y escolarización o bien un oficio. Ya son 40 y cada año añadiremos 20 más… Poco a poco…

Las niñas sin escolarizar en clase en la FAR

Cristina también está encima de las actividades con los Niños de la Calle que ya van casi para el centenar con Idrissa al frente y Toe, Basila y Jaques cuidando de todos ellos y de los casi 80 deportistas. Impresionante su labor, porque los niños de la calle son niños de la calle… y la conflictividad de su comportamiento, resultado de  durísimas y extremas experiencias, requiere estar muy, muy encima de todos y cada uno de ellos cada día. Dentro de nada saldrán los dos o tres primeros “formados” al mercado… y hemos de arbitrar una ceremonia, nueva para su graduación, e inventar la forma de mantenerles ligados a la FAR…de por vida… ¿Una especie de Alumni Association? Podría dar mucho juego más adelante, e incluso su colaboración para la formación de otros niños como ellos.

Una imagen de Zongo

Por fin, el cuarto proyecto a la espalda de Cristina es el Huerto de Zongo (1.500 M2), cuyo diseño está en continuo proceso para consolidar ahí algunos puestos de trabajo para mujeres de nuestro barrio vecino, Zongo, antigua pertenencia de Rimkieta o al revés que da igual.
Con Mme. Hema estuvimos casi hora y media. Lleva en la casa nueve meses y fue contratada para “segunda” responsable del parvulario en cuya administración va progresando. Seguimos intentado verificar que su perfil bajo es compatible con la confianza total que Rihanata le otorga. Avanza bien.
Rihanata, la directora del parvulario ha destacado como dificultad la impuntualidad de algunas madres en la recogida de los niños a la salida (quizás media docena de retrasos entre 300), sobre lo que se les llama la atención. Pero Burkina es Burkina… Hemos tratado, de nuevo, de la formación permanente de las maestras, algo contracultural, planteando la posibilidad de que alguna de ellas  desarrolle o profundice en música, otra en expresión plástica o artística, etc.

Leonie y Odile en la cocina

Colette, nuestra contable, espera su tercer hijo. Lo suyo es lo que hace. Su plan de formación  está muy centrado en el propio trabajo con la guía y ayuda de María y Cristina. Muy buena mujer.
Después de comer en el hotel, hemos visitado al Hermano Salvador Ajangüiz, vizcaíno él, Lasallense que lleva aquí medio siglo y hace una gran labor: El colegio que ha dirigido durante una decena de años educa a unos 1.200 niños…Siempre ha sido nuestro referente y nos interesa especialmente su visión de la situación política que él conoce bien por llevar viviendo en este país tantísimos años. Su labor por este país, como la de tantos otros misioneros religiosos y laicos, ha sido impresionante. De hecho han pasado por sus aulas bastantes de los hombres significativos en esta sociedad.
El Hermano Salvador nos acogió en el colegio con la amabilidad y paz que desprende su persona. Y hablamos rato de su nueva labor como responsable de la formación de los futuros docentes del colegio, de nuestras familias y de Burkina y su actual inestabilidad por causa del Art. 37 de su Constitución que no permite la reelección del Presidente. Su visión de las dos partes en litigio, las razones de unos y otros y lo que eventualmente pueda suceder este año y el siguiente hasta las elecciones fueron clarificadoras. Seguramente conviene aquello de “en tiempos de turbulencia, no mudarse” que recomendó San Ignacio, creo recordar. Seguir y seguir, rezar y rezar, e ir tomando decisiones una vez vuelva la calma. La FAR tiene vocación de permanencia y por eso solo puede hacer lo que hace, manteniendo la mayor discreción posible, como hasta el presente.
Viernes, 7 de febrero 
Desayuno a las 7 que a las 8 Cristina recoge a Chus, Eva y Silvia para visitar el pueblo de su marido. Regresaron encantadas de todo lo que habían visto y fotografiado.
María, Esteve y yo a ver al Cónsul francés, encantador, que, dentro de la discreción de su cargo, nos dio su visión: En este país que es pacífico, nadie sabe lo que va a ocurrir los dos próximos años. Pero no es previsible un conflicto mayor. Y luego se interesó por la labor de la FAR y alabó sobre todo el que el 95% de los empleados sean nacionales. Le quedamos muy agradecidos.
Hemos trabajado un rato antes de comer y nos hemos ido a ver al Larlé Naaba, nuestro amigo relevante en este país, que está pasando un momento amargo.

Puesto de venta de comida en Rimkieta

El Larlé Naaba Tigré es un “rey tradicional”, con trato de Excelencia, que debe tener quizás unos 250.000 súbditos. Un Naaba es la autoridad tradicional de un territorio que tiene obligaciones para con su gente. Desde las 6 de la mañana, el Larlé Naaba se dedica a recibir las peticiones  de sus súbditos, asistir como Ministro al mayor de los Naabas, el Naaba Moró, y al Congreso del país en el que era Diputado, para dedicar la tarde a sus asuntos particulares, empresas, arte, lectura, familia. Ahora ha renunciado a su acta de Diputado.
Le visitamos María, Esteve y yo, como mi amigo que ha cuidado de manera especial de la Fundación y de la propia María desde nuestros primeros pasos en este país. Es un hombre de gran sensibilidad social y que trata de desempeñar su papel, privilegiado, con un alto sentido de responsabilidad. De hecho en 2011 fue el hombre del año en este país. El Larlé Naaba pasa por unos momentos delicados, resultado de su oposición a la intención del Presidente del país de renovar su mandato en contra del Art. 37 de la Constitución que no lo permite. El anuncio de sus intenciones este pasado otoño llevó al Naaba a renunciar a su escaño y co-fundar un nuevo partido con otros antiguos Ministros y personajes significados.

Otra imagen de Zongo

El Larlé está convencido, como otros notables del país, de que se requiere una apertura que posibilite un cambio de una situación que ha durado mucho tiempo. Fuimos a ver y confortar al amigo que nos recibió, como siempre, con ese señorío propio de los hombres íntegros de que se afana este país. Y después de casi tres horas de charla familiar  y de recibir sus regalos de trajes tradicionales con los que más de una vez nos ha distinguido, le dejamos creo que habiendo pasado todos un buen rato. Que Dios le ilumine en ese camino que ha emprendido en pro de lo que él considera lo mejor para su país al que, junto con su familia, dedica su vida.
Sábado, 8 de febrero 
Arriba, como siempre, a las 6 de la mañana, que por estos pagos el sol ya luce completamente durante todo el año. Desayuno y corriendo, en lo que nos permiten el denso tráfico de coches, las motos y las bicis, todos en tropel, por un desastroso estado de las “calles” (o sea las vías) de Rimkieta.

La “Placita” de la CCB

Lo primero que hemos visitado ha sido “la placita” que hemos hecho para aquella zona del barrio, y que es un terreno en donde se alojan el pozo Luís, el banco de cereales, el molino y el cyber-office. El terreno, que se nos ha cedido por una veintena de años, es propiedad de la Comunidad Cristiana (CCB) de Base de Saint Paul. Colaboramos con esta CCB desde el principio de la FAR. Allí hemos cercado “la plaza” con un murete, hemos plantado árboles, y hemos instalado unas bancadas y unos parterres para que los vecinos tengan un “espacio verde” al que acudir para verse. Ha quedado muy bien a la espera de retocar esto o aquello, reponer algún montículo que se ha bajado con las últimas aguas, y estamos deseando que crezcan los árboles que se riegan a diario. En la esperanza de que los vecinos aprecien ese pequeño regalo de civilización que la FAR creyó conveniente para ese lugar.

Venta de maíz en el banco de cereales

El banco de cereales está casi sin actividad. Su objeto es, desde hace cinco años, acercar el maíz a las familias más desplazadas y pobres, vendiéndolo a un precio menor que el de mercado y evitando horas de caminar a aquellas mujeres. Pero el gobierno ha hecho, desde septiembre pasado, una campaña de poner a disposición del pueblo maíz a precio muy subvencionado. Uno de los puestos de abastecimiento del cereal muy barato del gobierno está a solo unos centenares de metros del banco de cereales de la FAR. En la actualidad el banco de cereales de la FAR solo vende unos 200 ó 300kg a la semana, cuando hasta la mencionada campaña el movimiento semanal era de alrededor de los 1.500kg. Hemos decidido aprovechar el bajísimo stock que mantenemos, para dar un repaso al banco, pintarlo, desinfectarlo una vez más, instalar unos raticidas… y probar de ofrecer arroz, mijo y judía, que acompañen la compra de aquellos clientes actuales que son aquellos tan pobres que no pueden comprar el saco de 100kg que ofrece del gobierno y que se acercan a diario a la FAR para comprar solo unos kilos, porque su economía no da para más… No vamos a abandonarles…

Christine y Agnes en el molino

El molino, junto al banco, trabaja bien. Pero han aparecido dos o tres molinos a tiro de piedra, que sin las condiciones de higiene y seguridad que ofrece el nuestro, nos han reducido el volumen de trabajo en un 40%. Lo que es una buena noticia, porque existe en el barrio algo que no existía. Pero aun hemos de permanecer hasta ver que efectivamente los nuevos emprendedores perseveran y nuestro servicio ya no es necesario. Si así llega a ser, ¡magnífico!, porque dejaremos del molino, toda vez que habrá quien pueda dar el servicio.
Tres cuartos de lo mismo está ocurriendo con el cyber-office, que ofrece internet, fotocopias, escáner… para evitar que los consumidores de estos servicios se hubieran de desplazar 10 km. De hecho este proyecto fue solicitado por los jóvenes de la CCB, hace años y ha dado y sigue dando un servicio excelente. Pero el nivel de actividad ha caído un 30% por lo que puede llegar a ser no sostenible e innecesario, porque ya habrá quien lo ofrezca. De nuevo hemos analizado horarios, servicios, precios… de modo que seamos lo más eficientes posible… ¡Ojalá nuestra presencia haya dinamizado también en esto del cyber esa parte del barrio!
Después de resumir todo lo visto y tratado con Sylvie, que es la persona del equipo responsable, con Cristina y María, de todos estos proyectos, hemos comido y tras un breve descanso nos hemos ido a ver al señor Arzobispo, Su Eminencia Philippe Ouedraogó, recientemente nombrado Cardenal de la Iglesia Católica por el Papa Francisco a cuya investidura acudirá a Roma la semana próxima.

Con Monseñor Ouedraogo

Monseñor Ouedraogó es un cura-cura, de aquí, de Wagadugú, que es arzobispo desde hace 5 años. Después de felicitarle y respondernos que es a la Iglesia a quien hay que felicitar y que la Iglesia somos todos, nos ha comentado la carta que ha recibido del Papa diciéndole que el nombramiento de Cardenal no es una distinción, ni un ascenso…sino una nueva exigencia de servicio a la Iglesia y la humanidad. Y que su nueva condición de Cardenal significa para él que siguiendo como pastor de su grey, debe estar al servicio del Papa de forma más cercana en aquello que se le encomiende.
Respecto de la situación del país nos ha dicho que confía en que el señor Presidente tomará nota de las relevantes dimisiones que ha tenido de personas que eran de su confianza, y que desea fervientemente que Compaoré sepa escuchar la voz del pueblo, que, hoy, quizás no volvería a concederle la mayoría… Y nos ha recomendado seguir en lo nuestro, que él conoce bien, y que es el cuidado y promoción del barrio de Rimkieta, a la espera de que todo se arregle con paz y no como en los países vecinos. La paz, nos ha dicho, es un regalo de Dios que hay que pedirle mediante la oración y ejercerla mediante el diálogo. Luego nos hemos hecho un par de fotos en el jardín de la casa del señor Cardenal que nos ha servido el agua de bienvenida propia del país y unos refrescos que no hemos tocado. Al final de la entrevista le hemos ayudado  a recoger el menaje utilizado y dejarlo en la cocina. Como si tal cosa.
De ahí nos hemos ido a recoger a Pedro que llegaba de Riga (ayer a -7 grados y hoy a +37 grados), para conocer la FAR. ¡Eso son ganas de conocer algo! Hemos hablado un rato y cenado para retirarnos pronto porque mañana nos recogen a las 7:15 para ir a la Misa de nuestra parroquia en Rimkieta distante del hotel como a unos 15 kilómetros no precisamente de autopista… Su presencia en el equipo ha sido muy útil por su dilatada experiencia profesional y gratificante su sentido del humor.
Domingo, 9 de febrero 

La Misa del domingo en la Parroquia

Desayunados pronto, nos fuimos a media hora de camino, para empezar con una Misa de niños en la parroquia, a las 8 de la mañana. Quizás 2.000 niños y adultos, en un canto continuo, con palmas y contoneos sin parar. Estas Misas de aquí tienen una expresividad especial. Y el silencio y la atención de tantísimo niño me parece una señal clara de la profunda espiritualidad de este pueblo…
A continuación despachamos largo y tendido con Idrissa y Jacques, responsable y adjunto del proyecto Niños de la Calle y del fútbol. Los Niños de la Calle son ya más de 80 de los que 15 se están iniciando en la FAR como cada año, para determinar si son capaces de seguir estudios escolares o bien han de intentar adquirir un oficio. Digamos que hasta hoy dos tercios se han escolarizado y el resto asisten a diversos talleres en los que se forman como profesionales. En total, estimamos unos 8 años de formación, por lo que este Centro de Formación Escolar, Profesional y Deportiva (CIEPYD) que llamamos, llegará a tener entre 120 y 140 de estos niños en formación. Todo funciona con normalidad con frecuentes incidencias de los niños en los talleres que son los más expuestos a volver a las andadas…Las intervenciones de nuestro equipo acerca de algún niño, sus padre o quienes les hayan acogido son continuas. Y en ocasiones no queda otro remedio que su internamiento en algún centro especial hasta su recuperación. Es cosa de una altísima dedicación, tacto y paciencia por parte de Idrissa y su equipo.

Dsifrutando de una clase con los niños de la calle y Toe

Idrissa y Jacques plantearon su preocupación por el futuro de los niños cuando terminen su relación con la FAR, sobre todo por los profesionales de los oficios. Los que hayan de seguir estudios, los seguirán. Y los de los talleres estamos manejando la idea de que deberían entrar como aprendices en un taller de su especialidad, sea el de su maestro u otro… Pero aun solo tenemos un par de casos que pueden ser candidatos a tal cosa dentro del curso próximo.
Plantearon también la posibilidad de aumentar a 20 los niños que se acogen cada año y les explicamos que si con 15 llegaremos a tener una masa crítica de 120/140, lo que seguro que requiere mayor equipo de monitores, incluir cinco nuevos niños nos llevaría a un total de entre 160 y 180 niños… A considerar pero implanteable de momento.

Con los chicos del entrenamiento deportivo después del partido

Se unió más tarde a la reunión Toe, especialista en la acogida de los niños durante su primer año de permanencia en nuestras instalaciones del CIEPYD. Todo bien, muy bien… en su labor. En cuanto a la edad de acogida preguntaron si podrían admitir niños de 12 en vez de la edad límite de 11 a lo que accedimos, visto que, de hecho, ya hay algunos de esa edad que funcionan bien. Con un partido de fútbol entre dos equipos de chicos del CIEPYD cerramos la mañana.

Bouba en su huerto

Y nos fuimos a la finca que tiene Bouba, el marido de Morissa, entrañable amiga. Bouba, es un Doctor en Químicas y un experto agricultor cuya lección sobre cómo racionalizar y mejorar el rendimiento del huerto se remitió en lo esencial a una sola cosa: Hay que preparar bien la tierra. Lo repitió entre cinco y siete veces a lo largo de las tres horas “de clase” con que nos deleitó, incluyendo un largo paseo por la finca en la que nos descubrió secretos de la cebolla, el pepino, la lechuga, el maíz, y mil productos más, incluyendo la uva, el plátano… Inacabable… De extraordinario ejemplo su amor a la tierra heredado de su abuelo y su generosidad y saber para nuestra mejor comprensión de ese proyecto que es un huerto que aún estamos tratando de afinar.
Lunes, 10 de febrero 

Mujer regando el huerto de la FAR de Zongo

Dedicamos la mañana a visitar el huerto de Zongo, 1.500M2 de terreno de cultivo para una treintena de mujeres a media jornada. La cultura solo inmediatista, la mentalidad del “siempre se ha hecho así”, nuestra completa ignorancia de lo que es la tierra y sobre todo haber concebido equivocadamente el proyecto y habernos asesorado por alguien que no parece tener ni la cualificación ni el perfil profesional ni quizás humano adecuados, nos ha hecho progresar menos que lo deseable cuando ya llevamos 9 meses de explotación.

Reunidos con el Naaba de Zongo y sus asesores

El huerto tiene por objeto que unas mujeres de Zongo puedan tener unos ingresos en régimen de cooperativa. La FAR ha hecho una cuantiosa inversión auspiciada por la Fundación Netri, pero todas las circunstancias anteriores nos han llevado a un nivel de ineficacia que se puede estimar en unos ingresos seguramente un tercio o la cuarta parte de los que deberíamos llegar a conseguir. Con los ingresos actuales es imposible compensar a las trabajadoras, aunque la FAR no recupere nada de su inversión. Pero el amigo Bouba nos va a orientar al respecto y estamos seguros de que guiados por su sabiduría agrícola y humana las cosas cambiarán, a partir de ciertas nuevas inversiones a realizar y de una reconversión del concepto de explotación y formas de hacerla que se irán implantando, para empezar con una nueva formación de las mujeres.

Pedro entregando una de las bicicletas

Luego hemos entregado media docena de bicicletas de este proyecto que va a revolucionar el barrio. En este lugar, de altas temperaturas y largas distancias y sin el menor transporte público, una bicicleta no es un elemento lúdico-deportivo como en los países desarrollados: Es el único medio de desplazamiento posible para decenas de miles de pobres que son nuestros ciudadanos. El éxito del proyecto se ve en la lista de peticionarios… El año pasado facilitamos 100 bicicletas, este año nos hemos propuesto 250 más… Las mujeres están felices con sus bicis. Nosotros también.
Antes de comer hemos hablado con la nueva responsable de las Niñas sin Escolarizar. Mme. Compaore Rosalie (aquí siempre primero el apellido) que parece ser muy determinada y gustar de su trabajo. Es uno de los proyectos más recientes (en realidad solo hace un año que comenzó a operar) pero es uno de los más cautivadores para todos nosotros: niñas semi-esclavas, que van a tener un futuro y que, al menos de momento, ya hoy, disfrutan y ríen que es un contento.
Por la tarde mis compañeros se han ido de compras y a ejercer el arte del regateo al “village artesanal”, mientras yo me he quedado a trabajar en mi relato y a revisar esos malditos mails que no paran de entrar y cuya única solución sería su ignorancia hasta el regreso… Pero eso… yo no sé hacerlo.

Divertida cena en casa de Cristina y Hermann

Por la noche, cena divertidísima en casa de Cristina, con su marido Hermann y su cuñado Eric. Estaban todos los hijos (cuatro y una adoptada de la familia de Hermann), a cual más guapo y educado. La llegada de Eric, que venía de estar con el Larlé Naaba de quien es amigo cercano, tuvo como tema central la política.  Muy ilustrativa y divertida la discusión sobre lo que todos deseamos y lo que nadie desea pero que puede ocurrir. Acuerdo general: Hay que rezar por el Presidente para que tenga la clarividencia y la fortaleza necesarias. En este pueblo de Burkina la conversación sobre Dios y la necesidad de rezar es tan normal y frecuente como en otros países hablar del tiempo. En el tema del futbol el pueblo burkinabé empata o gana a cualquier otro país.
Martes, 11 de febrero 
El Curé de la parroquia, un mocetón de Ghana de unos 30 años y casi dos metros de estatura, nos ha contado que por requerimiento 

Con las enfermeras del Centro de Salud de Atención Médica
Primaria donde hay que construir la maternidad.

administrativo debe levantar una maternidad en el Centro de Atención Médica Primaria que “se llama” 33.000€ solo en edificación…Claro que está dentro de Rimkieta… que es nuestro marco de actuación. Nos enviará presupuesto. Desde luego esté ghanés sigue pareciéndome un fenómeno. Felices de tratarle pero nos ha anunciado que, transcurridos ya 4 años en esta parroquia, lo más probable es que dentro de año y medio o dos le trasladen a otro lugar por norma de su congregación, que cuenta en el mundo con un centenar de sacerdotes y unas doscientas monjitas. Esta noticia no nos ha hecho la menor gracia…

Luego hemos visto a los delegados del personal que nos han planteado que les adelantemos (prestemos) dinero para pagar la escolaridad de sus hijos, a lo que ya se les había contestado, tras larga y dura reflexión, que no es posible. Una hora y media nos ha llevado explicarles que ellos son personas realmente privilegiadas porque tienen un puesto de trabajo con salario, seguridad social, otros beneficios, formación y todo ello en una “empresa” que, como les consta, porque hay precedentes, no les abandonará en caso de necesidad grave pero imprevista. Los colegios son perfectamente previsibles. Su obligación es anticiparse… Lo que significa ahorrar cada mes lo que, en otro caso deberían devolver del préstamo que plantean…Y que la forma de “obligarse” a tal ahorro podría ser que se les haga una retención en una cuenta a su disposición… No hay manera de que lo entiendan…
En esta sociedad, quien gana dinero ha de mantener a todos los del clan familiar. Y aquí el concepto de familia es mucho más amplio que en Europa. De manera que, de alguna forma ser un privilegiado viene a ser una desgracia… Pero para ellos su familia y el clan están por delante de otras obligaciones. En todo caso corren un alto riesgo de acabar viviendo por encima de sus posibilidades…Eso…les he dicho… Y no solo eso… La solidaridad…no consiste en cumplir con un rito social de dar algo en un sepelio para que posteriormente te correspondan… sino en dar sin esperar nada a cambio porque el otro lo necesita… En fin, poco a poco.

Una imagen cotidiana en Rimkieta: una madre peina a su hija
en la puerta de casa

Después hemos despachado con Sylvie. Sylvie es una persona especial en la FAR, porque de hecho es su primera empleada y, para mí, el medio que Dios utilizó para encarrilarme a este bollo… Sylvie tiene una gran familia a su espalda, por la forma de funcionar de aquella sociedad. Todo lo que gana…desaparece engullido por un clan familiar de quizás 40 personas… Ella y su hija Flora viven bien…pero nada en comparación con cómo podrían vivir sin esa carga derivada de ser la persona que seguramente más dinero gana en ese clan familiar. Así es aquello. La queremos y es de todo fiar y competente, resolutiva, con carácter, alegre.  Pero me preocupa porque lleva años sin  estudiar nada y podría hacerlo, aunque fuera poquito…Y ese ha sido el final de la conversación… Más informática y sobre todo terminar sus estudios de contabilidad, aunque sea en varios años dada la poca disponibilidad de tiempo que tiene. Me lo ha prometido…
Tarde complicada. Nos hemos equivocado de día para que nos recibiera el Embajador francés con quien trato de mantener la relación posible, dada la absoluta orfandad de los españoles en aquella tierra que depende de nuestra representación diplomática en Costa de Marfil… En cualquier caso, María mantiene el hilo caliente con el staff del embajador francés.

Otra imagen de Rimkieta: mujer, cubo en mano, en busca de agua

Y, mientras nuestros acompañantes eran despachados… por la directora de Home Kisito (una maravilla de casa cuna dependiente del Arzobispado), nos reencontrábamos para acudir a una breve cita, de última hora naturalmente, con la CCB St. Paul que nos ha pedido enganchar a nuestra línea eléctrica del molino una luz para su capilla, unas pizarras con luz para que los chicos puedan estudiar al atardecer, ayudas para los emprendimientos de sus mujeres y hasta una nueva capilla… Por pedir que no quede… Lo lógico…se concede. A lo que no nos parece razonable se dice sencillamente que no… y no pasa nada. Ellos piden, sin el menor reparo y nosotros hemos aprendido, no sin esfuerzo y errores, a decir que no con toda paz…
Y después corriendo a la nueva capilla de la CCB St. Joseph, que inauguramos en mayo 2013. La plegaria de los miércoles…Más de una hora de plegaria de acción de gracias (¡qué pocas acciones de gracias hacemos en nuestra cultura…!) con cantos y percusión. No hay manera de dar las palmas como ellos. Son arrítmicas, para nosotros. Es difícil adquirir su sentido del ritmo… Y un final de agradecimientos y presentaciones de los españoles benefactores allí presentes, uno por uno… y un emotivo regalo: ¡Dos gallinas!, vivas, aleteando cogidas por las patitas… Dos gallinas son allí un tesoro. El coche, de vuelta, atufaba…Pero dos gallinas son un gran esfuerzo para cualquiera de aquellas familias pobres, pobres… Muy delicado, emocionante…
Miércoles, 12 de febrero
Lo primero, la plantación de árboles… Son ya más de 6.500 los árboles plantados, de los que los 2.000 últimos requieren riego cada dos o tres días… Los árboles son una de esas necesidades de todo terreno, pero muy grave donde no hay casi ninguna vegetación. En 6 ó 7 años hemos pasado de una primera plantación de 50 mangos que alguien taló para leña  a que algunos vecinos del barrio acudan a la FAR solicitando la plantación de unos árboles que ellos mismos cuidarán. De hecho, en varias casas vimos el cerco regado del día.

Tamaño de los árboles plantados por la FAR en 2008

Los árboles los lleva Paul, con Lambert. Paul nos alojó en el patio de su casa, en 2005, para hacer una primera mini-maternal para 20 niñas que se llenó con casi 40 niñas y niños… Nunca hemos olvidado aquel gesto. Su mujer Leonie es la cocinera de la FAR y alimenta a diario a no menos de 400 personas.
Los árboles que planta y cuidan Paul y Lambert dan vida a las calles en las que se encuentran. Y hay una apreciable diferencia entre aquellos que tienen ya seis años de vida y los que solo tienen tres años o uno. El clima caluroso y el riego frecuente son determinantes. Este año, con las lluvias, ya mayo o junio, plantaremos 1.000 nuevos árboles, a partir de ahora de la misma especie en lugar de varias en cada conjunto de casas…

Comida de despedida con el personal

Para terminar la mañana, comida con todo el equipo, medio centenar de empleados… y algún semi-empleado que se apuntó al olorcillo del pollo con patatas…  Veinticinco pollos, a medio pollo por cabeza. Desprendí la pata y la media pechuga y se la di a la comensal de enfrente… que la agradeció con una mirada de connivencia…, sabiendo los dos que aquello y parte de su propia ración iría a su casa en una bolsita…para su familia. Se come a mano, claro. Y no es nada fácil… Pero ellos lo hacen con gran naturalidad. Tú te manchas quieras o no… Pero ellos no solo no se manchan sino que tienen auténtica elegancia en el manejo manual de los alimentos, generalmente con la mano izquierda.
Al final, discursos, agradecidos y divertidos los suyos, reflexivo el mío: Son privilegiados por tener trabajo en una empresa que cuida de cada uno de ellos y aspira a la perfección más que a la excelencia. Y nosotros, a nuestra vez, somos unos privilegiados por poder ayudarles y recibir el ejemplo de templanza, resignación y alegría con que nos obsequian cada día. Cambiar Rimkieta les corresponde fundamentalmente a cada uno de ellos con nuestra ayuda. Despedida, tan emotiva como cada vez… Se va uno con ganas, por el cansancio, pero apenado de dejar aquello… Un dilema… de imposible solución.
Ya en el hotel, resumen de todo lo decidido y el correspondiente “to do”. Recogida de las habitaciones, cena de despedida, alegre y pesarosa al tiempo. Traslado al aeropuerto con despedida rápida de María (siempre lo hacemos así…, porque es lo mejor para los dos…), con asistencia hasta el embarque de nuestro gran Patrick…

¡Hasta la próxima!

En el avión… lo imaginable. Y ¡hasta la próxima! en esta aventura que tiene dos partes: Aquella de allí en favor de unos desheredados que necesitan de todo. Y la de nuestros compatriotas, ricos y afortunados, que no reparamos en la suerte de haber nacido aquí, sin merecimiento alguno de nuestra parte, en lugar de unos miles de kilómetros más abajo…